Una jueza federal estadounidense concedió la libertad bajo fianza al expresidente panameño Ricardo Martinelli, ocho meses y un día después de haber sido detenido por una solicitud de extradición de Panamá, y además consideró que tiene posibilidad de evitarla si va a la apelación.

"Considero que tengo jurisdicción para liberar" al expresidente Martinelli bajo fianza, aseveró la jueza Marcia G. Cooke en el documento en el que anunció su decisión, al que tuvo acceso Efe.

Poco después en la cuenta de Twitter del exmandatario pareció el siguiente mensaje: "Gracias a Dios por esta buena noticia, y a todos por sus buenos deseos".

Entre las razones por las que decidió excarcelarlo bajo determinadas condiciones, la jueza mencionó que existen circunstancias especiales como el hecho de que haya sido jefe de Estado de una nación soberana con relaciones con Estados Unidos de larga data.

También tuvo en cuenta su edad (65 años) y el deterioro de su salud por estar privado de libertad de manera prolongada, todos ellos argumentos esgrimidos por la defensa cuando pidió el beneficio de la libertad bajo fianza el pasado 26 de enero.

Pero además mencionó la posibilidad de éxito en la fase de apelación.

Inmediatamente la Fiscalía, que representa al Estado panameño, presentó una moción para impedir que el expresidente sea excarcelado.
       
Para poder salir en libertad debe hacer entrega de un 10 % de la fianza, fijada en un millón de dólares, y eso precisa de trámites, agregó su portavoz, Luis Eduardo Camacho.
      
Para poder salir todavía debe hacer entrega de un 10 % de la fianza, fijada en un millón de dólares, y eso precisa de trámites, agregó.