El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó hoy ligeramente al alza el crecimiento económico de Latinoamérica y el Caribe para 2017 a 1.2 % y mantuvo sus perspectivas para 2018 en 1.9 % tras dos años de recesión en la región.

"En América Latina y el Caribe, donde el PIB se contrajo casi 1 % en 2016, el PIB real se prevé que aumente a 1.2 % en 2017 y 1.9 % en 2018", apuntó el informe de cabecera del organismo, Perspectivas Económicas Mundiales, presentado hoy en Washington.

Así, el FMI ha elevado en dos décimas sus previsiones de crecimiento para la región en 2017, respecto al 1 % calculado en su informe de perspectivas económicas del pasado julio.

México y Brasil, las dos principales economías de la región, ven mejoradas sus perspectivas de crecimiento respecto a las de hace tres meses.

En México se espera que el crecimiento alcance el 2.1 % este año, calculado por el FMI en julio pasado en 1.9 %, mientras que las previsiones para 2018 se reducen una décima, de 2 % previsto hace tres meses a 1.9 % anunciado hoy.

"A pesar de la incertidumbre relacionada con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y una revisión a la baja de la actividad económica de Estados Unidos, el crecimiento para 2017 ha sido revisado hasta cuatro décimas al alza desde el informe de abril", apunta.

En Chile, por su parte, se prevé un crecimiento de 1.4 % en 2017 en medio de la debilidad de la inversión fija privada, la producción minera y el consumo público, pero el FMI espera que se recupere a 2.5 % en 2018 gracias a una mayor confianza, precios del cobre más altos y los recortes de las tasas de interés de los últimos meses.

La tabla de octubre para el resto de la región es como sigue: Bolivia (4,2 % en 2017 y 4 % en 2018), Ecuador (0.2 % y 0.6 %), Paraguay (3.9 % y 4 %), Perú (2.7 % y 3.8 %) y Uruguay (3.5 % y 3.1%).

banner radio uno