El presidente de la poderosa US Chamber of Commerce, Tom Donohue, afirmó que la amenaza contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo es también para la "vitalidad económica compartida" y "la seguridad nacional" de los tres países miembros.

Donohue enfatizó su preocupación por las propuestas más polémicas que la administración Trump ha incluido en la negociación del acuerdo, las cuales consideró "innecesarias e inaceptables".

"Hay varias propuestas que son píldoras venenosas puestas todavía sobre la mesa que podrían condenar todo el tratado", alertó el líder empresarial durante un discurso en la capital mexicana.

Entre las iniciativas que encienden las alarmas están el endurecimiento de las reglas de origen, esto es, el contenido que deben tener los productos para no pagar aranceles; eliminar el mecanismo de solución de controversias y que el tratado tenga una duración de cinco años para después renovarse.

Los comentarios fueron hechos un día antes de comenzar en Washington la cuarta ronda de la renegociación, un proceso que se inició a exigencia de Trump.

En declaraciones a la revista Forbes, el mandatario estadounidense afirmó s: "el TLCAN tendrá que ser terminado, si queremos hacerlo favorable para nosotros". Y agregó que le gustan los acuerdos bilaterales.

Por su parte, el canciller mexicano Luis Videgaray dijo que no debe malinterpretarse la buena voluntad y el ánimo constructivo de los negociadores mexicanos con un abandono de las causas e intereses del país.

"México es mucho más grande que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y debemos estar preparados para los distintos escenarios que pueden resultar de esta negociación", dijo Videgaray durante una comparecencia en el Senado.

Donohue dijo que enviará una carta a la Casa Blanca firmada por más de 300 cámaras de comercio estatales y locales de todo el país resaltando los beneficios del acuerdo comercial.

México renegocia el TLCAN junto con Estados Unidos y Canadá a iniciativa del gobierno de Trump, que considera el pacto como el "peor" acuerdo jamás firmado por su país, y al que culpa de pérdidas de empleos en Estados Unidos.

Se espera que las negociaciones concluyan antes de las elecciones presidenciales de México de 2018, cuando Estados Unidos también renovará el Congreso.

banner radio uno