Delegaciones oficiales de Brasil, Perú, Paraguay, Uruguay y Bolivia, además de Alemania, comenzaran el martes en La Paz las reuniones para viabilizar el estudio de factibilidad del Corredor Ferroviario Bioceánico Central, considerado el Canal de Panamá del siglo XXI.

La primera delegación en llegar al país fue la paraguaya, encabezada por su viceministro de Transportes, Agustín Encinas, que presentará a los países asistentes la propuesta de unirse al proyecto bioceánico a través de una conexión desde Roboré hasta Puerto Carmelo Peralta, un acceso directo hacia la hidrovía Paraguay-Paraná.

En las reuniones a desarrollarse el martes y miércoles también participarán los gobernadores de los estados de Brasil por donde pasará la vía férrea, como Mato Grosso y Mato Grosso del Sur.

También está prevista la asistencia del vicepresidente y ministro de Transportes y Comunicaciones de Perú, Martín Vizcarra; el ministro de Transporte y Obras Públicas de Uruguay, Víctor Rossi; y el viceministro de Transportes e Infraestructura Digital de Alemania, Rainer Bomba, según fuentes oficiales.

Se prevé que delegaciones público privadas de Francia y Suiza se sumen al encuentro, ya que expresaron interés en el proyecto bioceánico.

Según el Ministerio de Obras Públicas de Bolivia, la reunión técnica y plenaria sobre el proyecto comenzará el martes a las 09h00 en instalaciones de la Cancillería.

El pasado 8 de marzo, el embajador de Alemania en Bolivia, Matthias Sonn, explicó que una entidad multinacional se encargará de recoger los recursos para financiar la construcción del ferrocarril bioceánico y el Banco de Desarrollo Alemán solventará recursos solo para partes de la vía férrea.

Sonn explicó que los recursos para el tren bioceánico no provendrán solo de un crédito convencional "de un país a otro", sino que será la suma de inversiones de los países involucrados, préstamos multilaterales e inversiones de socios privados.

El proyecto del tren bioceánico tiene hasta el momento cuatro estudios de pre inversión elaborados por Bolivia: el primero de prospectiva comercial, mercado y alternativas logísticas; el segundo, estratégico y corredor resultante; el tercero, de evaluación ambiental estratégica y, el cuarto, complementario de alternativas de trazo, trazado, alineamiento definitivo, diseño básico preliminar, costos de construcción y operación.

Según proyecciones iniciales, ese proyecto demandará una inversión de 10.000 millones de dólares.

Se prevé que el ferrocarril comience en Puerto Santos, Brasil; ingrese a Bolivia por Puerto Suárez, pase por los municipios de Santa Cruz, Montero y Bulo Bulo hasta llegar al altiplano de La Paz, para salir a Perú por el hito 4 y terminar en el Puerto de Ilo, uniendo los océanos Atlántico y Pacífico.

banner radio uno