Según la consejera delegada, Claudia Puma, el funcionario los escuchó y ratificó que no se modificará y tampoco se anulará el informe final de los tramos I y II del proceso de demarcación. El argumento es que el asunto ya está judicializado y mientras no sea resuelto en esa instancia, no se puede retomar en la vía administrativa.
Para el gobernador regional Jaime Rodríguez, Injoque ha dejado abierta la posibilidad de revisar el documento.  A la cita también asistieron el alcalde del distrito de Ichuña Juan José Casilla Maldonado, el congresista Mario Mantilla; así como el exlíder del "Moqueguazo" Zenón Cuevas y representantes de las comunidades de Titire y Aruntaya.  
El informe técnico de Demarcación establece una nueva línea de límite entre las regiones.  Para el alcalde de Ichuña, Juan Casilla, con esta decisión varias comunidades de su distrito pasaron a Puno. Advirtió que de no haber intervención del Gobierno Central para solucionar este problema, los comuneros empezarán a poner muros y banderas de Moquegua en los hitos ancestrales.
Las autoridades moqueguanas insistirán con traerse abajo el informe. Para ello sostendrán una reunión con el  Premier Fernando Zavala el próximo lunes.
El dirigente Zenón Cuevas sostuvo que exigirán se anule el informe porque de lo contrario podría gestarse un conflicto mayor. También tienen previsto otra reunión por la tarde con la presidenta de la Comisión de Descentralización del Congreso, Alejandra Aramayo.

banner radio uno