Dos jóvenes tacneñas denunciaron en la Comisaría de Pampa Inalámbrica que fueron obligadas a trabajar como damas de compañía en el local nocturno Badany. Se trata de R. C. N. (23) y M. M. M. (23).

Ambas contaron que el 14 y 19 de abril, respectivamente, fueron contratadas en Tacna por la agencia de empleo “Danyza”. Allí firmaron por un contrato para laborar en un restaurante de Ilo. Dijeron que una señora “Doris”, fue quien terminó llevándolas al local Badany, ubicado frente a la urbanización Liberación.

Allí se negaron a trabajar como acompañantes, pero fueron obligadas y retenidas por la seguridad del local.

El martes a las 15h con engaños lograron escapar hacia la Comisaría. Allí contaron a los agentes su historia y dijeron que habían más jovencitas retenidas contra su voluntad en el referido club.

El fiscal Williams Menéndez investiga este presunto caso de trata.