La Gerenta General de la empresa importadora “Stacio” Maria Esther Ramirez Arevalo, fue sentenciada a un año y seis meses de pena privativa de libertad suspendida por el delito de estafa al haber vendido dos excavadoras cuyas especificaciones técnicas y del año de fabricación no correspondían a las señaladas.

Los hechos se suscitaron en febrero del 2012 cuando María Ramírez vende al BBVA ambas máquinas fabricadas en el año 97 y 98 como si fueran del 2002 ocasionando un perjuicio económico al banco que desembolsó 155 mil dólares por cada excavadora.

Posteriormente el comprador Alberto Alvear mediante leasing adquirió las maquinarias que luego de unos meses presentaron fallas, siendo reparadas en la empresa Ferreyros descubriendo la fecha real de fabricación y el engaño.

En audiencia el Dr. Renzo Zavala del Carpio, Fiscal Adjunto del Primer Despacho de Investigación Penal de Ilo logró acreditar todos estos hechos con diversas pruebas y peritajes presentados ante el Juzgado.

Tras los alegatos del representante del Ministerio Público el Juzgado dispuso declarar a Maria Ramirez Arevalo autor del delito de estafa imponiendo la pena de 1 año y 6 meses de pena privativa de libertad suspendida y al pago de una reparación civil de 10 mil dólares.