De acuerdo a los informes preliminares, el agua discurre por la avenida Panamericana Norte, en la entrada de la ciudad.

El cauce de la quebrada pone en riesgo el aeropuerto, el cual podría ser inundado y suspenderse los vuelos.  Ayer fue cerrado dos horas por prevención.

Ahora mismo hay una fuerte lluvia en Trujillo y se escuchan fuertes truenos en toda la ciudad, lo que alarmó a la población debido a los constantes huaicos que cruzan por la ciudad.

Hasta el momento, son dos quebradas activadas: San Ildefonso, ubicada en El Porvenir y El León, ubicada en el distrito de Huanchaco.

Además, se teme que se active la quebrada San Carlos, ubicada en el distrito de Laredo.

El gerente de Transporte Metropolitano de Trujillo (TMT), Carlos Cipriano, informó que se apagarán los semáforos de la ciudad para impedir que se produzca un corto circuito.

También se apagarán las luces de los faroles del centro histórico y de la Universidad Nacional de Trujillo.

banner radio uno