La autoridad edil fue denunciada por el regidor Richard Domínguez, en 2015.

El concejal lo acusó de haber puesto a dos hombres de su confianza como subgerentes pese a que no cumplían los requisitos exigidos por el Manual de Organización y Funciones vigente desde el 2009.

El burgomaestre designó al docente Juan Chipana como subgerente de Servicios Públicos y a Jesús Calizaya como jefe de la Oficina de Secretaría Técnica de Defensa Civil. Ambos carecían de experiencia en el rubro.

Por eso, la Fiscalía solicitó que se imponga a Quispe Mamani la sanción de 80 días de multa, que se aceptó en primera instancia. Para los magistrados, el alcalde no cometió delito porque solo se trató de una designación y no de un nombramiento.

Chipana y Calizaya fueron librados de toda imputación. La Fiscalía superior recurriría a una casación.