Preocupado por los últimos robos perpetrados en instituciones educativas de la zona alto andina de Moquegua, el consejero Máximo Rolando Ramos Apaza se reunió con el director de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) Mariscal Nieto, Gustavo Alejo Coayla.

La autoridad educativa le explicó que en lo que va del año, se produjeron cuatro casos de hurto, en las comunidades de Titire, Chilata, Irhuara y Crucero. Creen que se trata de una misma banda delictiva que estaría acechando los planteles de zonas alejadas.

Ramos Apaza le consultó sobre las acciones de seguridad que se adoptaron tras la implementación del Proyecto de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). El director de la UGEL, precisó que inicialmente en el proyecto se contempló la seguridad; pero que luego no fue implementado y al final solo se consideró colocar puertas blindadas.

En esa línea, Alejo Coayla manifestó que se ha presentado un requerimiento de personal de servicios y guardianía a la Gerencia Regional de Educación y al Gobierno Regional de Moquegua; pero que todavía no tienen respuesta. Para cubrir la seguridad en los planteles del ámbito de la UGEL, se requieren más de 2,2 millones de soles.

El consejero regional, representante de la provincia General Sánchez Cerro, se comprometió a impulsar desde el Consejo Regional y declarar la prioridad del pedido que hizo la UGEL; así como la instalación de Puestos de Auxilio Rápido en las comunidades alejadas donde se encuentran colegios implementados con las TIC.

banner radio uno