Los Fiscales Anticorrupción de Moquegua, Emilio Salas Apaza y Lidia García Paco conjuntamente con agentes de la Policía Anticorrupción intervinieron esta mañana diversas oficinas de la Municipalidad Distrital de Torata, la diligencia tuvo por objeto iniciar con el acopio de pruebas de una investigación por el presunto favorecimiento a proveedores allegados al actual alcalde Jubencio Fortunato Palomino Flores.

La diligencia tuvo por objeto recopilar documentación que permita acreditar los datos de una denuncia contra la familia “Laura Quispe”, cuyos miembros son apoderados de cuatro razones sociales, las mismas que desde el año 2015 se vieron favorecidas como proveedores de la comuna distrital, llegando a facturar el monto de S/. 2.112.866.37 soles.

Por ello, desde las 10 horas del día de hoy, el Magistrado y personal de apoyo intervinieron las oficinas de recursos humanos y archivo, áreas en las que recabaron documentación sobre los procesos en que las empresas de dicha familia intervinieron.

Según la denuncia, los miembros de dicha familia dedicada al negocio de la panadería y la pastelería, desde el año 2015 se convirtieron en proveedores de la municipalidad de Torata, la denuncia revela la cercanía de la familia Laura Quispe con el actual burgomaestre Fortunato Palomino, ya que uno de los miembros, Mijael Richard Laura Quispe ocupa cargos de confianza en la subgerencia de Recursos Humanos y Procuraduría.

La denuncia revela además, la relación de parentesco entre los proveedores Milner Laura Quispe y Yone Ramos Manzano, hermano y cuñado del subgerente de recursos humanos Mijael Richard Laura Quispe, los mismos que, según el Ministerio de Economía y Finanzas,  ocupan el tercer y onceavo lugar como proveedores del municipio torateño.

Para el Fiscal Anticorrupción, Emilio Salas Apaza, la denuncia tiene similitud con el sonado caso de la empresa JJAMS, suscitada en la gestión el exalcalde Manuel Hurtado Jiménez, la investigación y los peritajes determinarán si los miembros de la familia “Laura Quispe” son los presuntos “testaferros” del actual alcalde Fortunato Palomino.