Javier Cercas comenta que le interesan personajes diferentes a su forma de pensar porque “de los enemigos no se puede prescindir”. También señala que situación de Cataluña lo tiene en “shock”.

Para Javier Cercas, una de las principales atracciones del reciente Hay Festival de Arequipa y de la actual Feria Internacional del Libro de Trujillo, le es motivador escribir sobre personajes con formas de pensar contrarias a la suya.

“De los enemigos no se puede prescindir, pero sí de los amigos”, comentó en el programa De Cazuela de la Agencia de Noticias Andina.

Esta afirmación la dio para explicar el porqué había elegido a falangistas como Rafael Sánchez Mazas o su tío abuelo Manuel Mena de protagonistas de sus libros Soldados de Salamina y El monarca de las sombras, respectivamente.

El intelectual también aprovechó para referirse a la situación de Cataluña, región donde reside desde los 4 años, y los movimientos indepentistas que buscan separarla de España.

Cercas confesó que vive “en estado de shock” desde que se empezó a escalar la tensión hace unos meses.

“Con 55 años no puedo más que sentirme responsable de lo que sucede”, afirmó. Añadió que siente que se está viviendo un momento de “la Historia con mayúscula”.

Rivalidades
Tiene esperanza de que se solucione el conflicto de forma pacífica. Dijo que es un problema entre catalanes, pues considera que más de la mitad de ellos quieren permanecer en España. No obstante, anotó que esta coyuntura también repercute en toda Europa.

De acuerdo con Cercas, los que abogan por la separación de España “no saben lo que es independencia, no saben lo que quieren”. Achacó esta disyuntiva al último “latigazo del populismo que generó la brutal crisis económica que creó a Donald Trump y el brexit”.