Compartimos el comentario del editor Ernesto Carlín a la película peruana en cartelera "En búsqueda de Wasaberto".

La película, inspirada en el personaje televisivo de la Paisana Jacinta, causó debate, incluso antes de llegar a las salas de cine. El principal motivo de controversia es si fomenta estereotipos racistas respecto a la comunidad andina peruana.

Pero, ajena a este debate, su adaptación a la pantalla grande ha cosechado un inesperado éxito de taquilla. No es exactamente un capítulo largo de la serie televisiva, pues tiene una trama algo más elaborada que una edición normal del criticado programa.

En esta ocasión, la Paisana Jacinta (JB) vuelve a su pueblo de Chongomarca para reencontrarse con su siempre mentado y nunca visto "galán".

Al llegar al terruño halla que traficantes de tierras quieren despojarla a ella y a sus paisanos de sus terrenos, pero no encuentra a su pareja. Luchar contra la corrupción y buscar a Wasaberto se vuelven el mismo objetivo en el resto del metraje.

Esta segunda incursión de Adolfo Aguilar en la dirección no es tan redonda como la aceptable "La peor de mis bodas". Tiene varios altibajos, en especial durante la primera mitad. Varios roles secundarios son mal actuados, incluso para el aire de farsa que se le imprime a esta ficción.

Lo ingenuo de la historia, a pesar de las referencias políticas, sugiere que este producto fue pensado para el público infantil.

Para los aficionados al humor de JB hay varios guiños, como los "slapstick" a un conocido extra o la cita a otro de sus polémicos personajes. No obstante la poca ambición en el uso del lenguaje cinematográfico, causa gracia cómo se mantiene el misterio de Wasaberto.

Ficha técnica
"En búsqueda de Wasaberto"
Dirige: Adolfo Aguilar. Perú, 93 minutos. Actúan: Jorge Benavides, Irma Maury, Alfredo Benavides, Haydée Cáceres, Enrique Espejo, Carlos Vílchez, Guillermo Castañeda, Nicolás Fantinato, Ximena Hoyos, Julinho y Jessica Newton, entre otros. Filmada en Lima y Antioquia. Basada en el personaje televisivo de la Paisana Jacinta.