Todo lo que querés saber acerca de cómo le va a ir a Piscis durante el 2018. Piscis: el 19 de febrero al 21 de marzo

Signo mutable de agua, regente tradicional: Júpiter, regente moderno: Neptuno.​

Las influencias astrales para Piscis durante el 2018 son prometedoras en todas las áreas, por eso es uno de los signos astrológicos más afortunados durante este año, aunque su vida no siempre será fácil. Las estrellas influirán positivamente en su comportamiento para ayudarlos a tomar las decisiones correctas. Dueños de su destino, los piscianos podrán manejar su vida y hacer frente a todas las contingencias, llegando a alcanzar sus metas y hacer realidad sus proyectos.

Piscis es otro de los signos favorecidos por la influencia de Júpiter que, desde Escorpio, les envía sus benéficos efluvios que se recibirán como una serena brisa caracterizada por la animación, el buen humor, el optimismo y el entusiasmo, por la confianza en sí mismo y también por una mayor generosidad y liberalidad. Se siente en plena forma, animado por una vida más intensa, con la sensación agradable de un exceso de fuerza que sólo pide exteriorizarse. Después del largo paso de Saturno desde un ángulo adverso, los buenos efectos de Júpiter se harán sentir. Además, este tránsito da al sujeto el sentido de su valor, aumenta su dignidad, su orgullo y sus ambiciones. En lo que se refiere a los hechos, estará favorecido por la suerte, los acontecimientos giran en su favor. Se goza de la protección de sus superiores, de personajes influyentes. Lo que se emprende tiene éxito, y los recursos financieros pueden entonces acrecentarse considerablemente. Durante este período, todo acaba por arreglarse de forma provechosa para el nativo, incluso si otros tránsitos disonantes afectan a otros puntos del horóscopo. Las peores dificultades son superadas gracias al positivo estado de ánimo del sujeto, que se siente "protegido", y gracias a ayudas y socorros que se pueden calificar muchas veces de "providenciales".

Saturno en buen aspecto con el sol estimulará la voluntad, la firmeza, el sentido del deber y de las responsabilidades; podrán esperar un ascenso, éxitos derivados de su trabajo, de sus pacientes esfuerzos, es el momento en que las distinciones y recompensas de todas clases vendrán a retribuir con justicia sus buenos y leales servicios. Este tránsito inaugura también un período de seguridad material, de salvaguarda física. La vida se desarrolla con más calma y regularidad y está exenta de incidentes imprevistos y perturbadores. Es posible ligarse con confianza a una obra de gran envergadura, pues hay muchas posibilidades de que esta puede ser llevada a buen fin.

El segundo decanato del signo se encuentra bajo el influjo de su regente, Neptuno, excelente para quien busque la inspiración necesaria para la creación de una obra, ya sea música, literatura o arte. Los soñadores tránsitos de Neptuno señalan o bien periodos de idealismo, progreso espiritual e inspiración, pero también y eso sucede la mayor parte de las veces, periodos de confusión, de caos, de equivocaciones por lo que habrá que prestar especial atención a no caer en errores de juicio.

Entre el 19 de febrero y el 6 de marzo, cuando Venus transite el signo de su exaltación: Piscis, se vivenciará una etapa de plenitud sentimental, serán tiempos favorables para tomar decisiones afectivas. Venus en Piscis está muy asociada con el arte por lo que las expresiones artísticas también se verán muy favorecidas durante este período. Entre el 13 de junio y el 29 de julio, Venus desde un ángulo afín favorecerá las diversiones, festejos, gratas compañías y buenas propuestas sociales y afectivas.

Del 20 de mayo al 13 de junio Venus en Cáncer ejercerá una suave pero favorable influencia, ya que se encontrará orbitando desde un ángulo afín, se favorecerán las expresiones afectivas y los momentos agradables con amigos y familia. Así mismo, el planeta, hará un movimiento de avance y retrogradación desde un ángulo favorable entre el 9 de septiembre del 2018 hasta el 6 de enero del 2019, iluminando de manera especial esa área de la vida, poniendo un probable énfasis en la revisión de vínculos afectivos en especial para aquellas personas nacidas en el primer decanato. Venus, representa los afectos, el amor, la retrogradación del planeta puede indicar repetición de errores del pasado. ¡Atención!