“Recibir un golpe bajo” es una expresión que quizás se refiere a lo doloroso que puede ser recibir un golpe en los testículos. Los hombres saben que esa área de su cuerpo es muy sensible y muchas veces en serio y en broma, usan la expresión “dolor en los testículos” para describir una situación que es difícil de soportar.

Pero más allá de las expresiones y los coloquialismos, el dolor en cualquiera de los dos testículos, o en ambos, es una molestia que necesita tu atención inmediata. Si bien no siempre se trata de una emergencia médica, cualquier dolor en los testículos indica de que algo no está bien y es necesario averiguar su causa.

Las causas más comunes de un dolor testicular intenso son las siguientes:

Lesión, causada por un golpe practicando algún deporte o en un accidente
Inflamación o infección en los conductos espermáticos (epididimitis)
Infección  o inflamación en los testículos (orquitis)
Torsión testicular, la cual puede interrumpir el flujo de sangre al testículo. Esta es una emergencia médica que debe tratarse de inmediato o de lo contrario puede perderse el testículo. La torsión en los testículos se presenta más comúnmente en los niños y en los jóvenes (entre los 10 y los 20 años de edad) y puede ser el resultado de un golpe , aunque a veces se desconoce la causa. También se produce cuando los testículos no están adheridos al escroto y son más propensos a torcerse.
El dolor en los testículos leve puede deberse a las siguientes condiciones:

Varicocele o venas várices (dilatadas) en el escroto.
Espermatocele, un quiste en el epidídimo (un tubo estrecho y delgado responsable del almacenamiento y de la maduración y activación de los espermatozoides)
Hidrocele o acumulación de líquido alrededor del testículo que puede causar inflamación en el área del escroto o de la ingle.
Así mismo, el dolor en los testículos puede ser ocasionado por una hernia, un cálculo en el riñón o alguna lesión en la ingle.

Otra de las enfermedades serias que afectan al testículo es sin duda, el cáncer testicular. Si bien en muchas ocasiones no da dolor en las primeras fases, es importante que tomes nota de los signos del cáncer testicular para que acudas a un examen médico de inmediato.

Sensación de pesadez en el escroto o dolor en los testículos
Dolor en la parte baja del abdomen y en la espalda
Agrandamiento o cambio en la forma de un testículo
Tumor o inflamación en cualquiera de los testículos
El tratamiento dependerá de la causa del dolor testicular. En ocasiones puede tratarse con cuidados caseros, pero en otras, como cuando se trata de un golpe, dolor agudo y súbito , traumatismo e inflamación y está acompañado de náuseas y vómitos es muy importante acudir al médico de inmediato.