Según un estudio, la infertilidad masculina podría tener repercusiones más allá del hecho de que la pareja tenga dificultades para lograr un embarazo.  Una calidad deficiente de los espermatozoides podría estar asociada a otras condiciones de salud, como hipertensión, accidentes cerebrovasculares, enfermedad vascular periférica, así como trastornos endocrinos y de la piel.  Sin duda, algo digno de tener en cuenta. ¡Infórmate!

No todas las parejas que desean concebir un bebé lo logran, ya sea por problemas de infertilidad de la mujer o del hombre.  En el caso de la infertilidad masculina, asociada a un 40 por ciento de los casos de infertilidad de la pareja, hay varios factores que pueden influir, entre ellos, la salud de los espermatozoides.  Esta se determina teniendo en cuenta lo siguiente:

La cantidad: unos 15 millones de espermatozoides por mililitro en cada eyaculación garantiza mejores oportunidades de fertilizar al óvulo. La fertilidad se reduce si disminuye la proporción de los espermatozoides en cada eyaculación.
La calidad: un espermatozoide sano tiene una cabeza ovalada y una cola larga que lo ayuda a impulsarse. Es importante que la mayoría de los espermatozoides tenga una forma y estructura adecuada para aumentar las probabilidades de concepción.
La movilidad: para que un espermatozoide pueda alcanzar y penetrar a un óvulo (y así fertilizarlo), primero tiene que atravesar el cuello del útero, el útero en sí y las trompas de Falopio. El hombre tiene mayores probabilidades de ser fértil si más del 40 por ciento de sus espermatozoides se mueven bien.
Desafortunadamente, no todos los hombres tienen espermatozoides saludables, lo que podría tener otras implicaciones para su salud general.  Según un estudio dirigido por el Dr. Michael Eisenberg de la Stanford University School of Medicine en California, la calidad deficiente de los espermatozoides, además de dificultar que se logre un embarazo, podría indicar una salud deficiente por parte del hombre, y asociarse con algunas condiciones específicas de salud.

Unas investigaciones previas realizadas por el Dr. Eisenberg ya habían señalado la existencia de un mayor riesgo de mortalidad en los hombres con problemas de infertilidad, pero según  indica el Dr. Eisenberg, éste es el primer estudio que muestra una asociación entre una calidad deficiente de los espermatozoides y algunas enfermedades, en su mayoría circulatorias.

Para llegar a estos resultados, el equipo de investigadores analizó los datos de unos 9,837 hombres infértiles con un promedio de 38 años de edad, quienes proporcionaron muestras de semen entre 1994 y 2011, lo que les permitió a los investigadores evaluar la movilidad, el volumen y la concentración de los espermatozoides.

Por ejemplo, encontraron, que una calidad del semen anormal era la causa de la infertilidad de aproximadamente un 50 por ciento de los hombres que participaron. Una vez que detectaron estos casos, pudieron comparar la presencia de otros problemas de salud en ese grupo determinado de hombres con los de otros hombres cuya infertilidad se debía a otros defectos.

¿Y qué pudieron determinar? Que además de problemas de fertilidad, el 44 por ciento de todos los hombres tenía alguna condición de salud.  Cabe destacar que los investigadores encontraron que los hombres con infertilidad causada por la calidad deficiente de los espermatozoides tenían más probabilidades de sufrir hipertensión, enfermedad vascular periférica, enfermedades cerebrovasculares, enfermedad cardíaca de tipo no isquémico, así como trastornos endocrinos y de la piel. No sólo eso: mientras más anormalidades en el semen tenían los hombres, más altas fueron las probabilidades de que sufrieran alguna condición médica.

Las razones de esto no están del todo claras, aunque el Dr. Eisenberg y sus colegas explican que alrededor de un 15 por ciento de los genes del genoma humano están relacionados con la reproducción y la mayoría de estos genes también tienen otras funciones relacionadas con otros sistemas del cuerpo.  Pero como el tratamiento de ciertas condiciones de salud puede afectar la calidad del semen, queda todavía mucho que estudiar e investigar.

Por el momento, se ha detectado la asociación y es una buena medida que los hombres que visitan las clínicas de fertilidad, reciban una evaluación de salud completa, no solamente de su esperma.

Recuerda que nuestro organismo, que está compuesto por tantos órganos y sistemas diferentes, funciona como un todo.  Y una deficiencia en un área determinada, como en este caso, en la calidad de los espermatozoides, puede afectar más de lo que parece a simple vista.  Si has tenido o tienes problemas de fertilidad, consulta con tu médico, no te saltes los chequeos regulares y sigue sus recomendaciones.