La consabida excusa de “Ahora no, me duele la cabeza” podría ser más real de lo que se piensa. Y es que la mayoría de los que sufren dolor de cabeza durante la actividad sexual se sienten cohibidos y hasta avergonzados de mencionar el tema. Además, los doctores no lo mencionan tampoco. Por suerte, hay formas de evitarlo.

Con seguridad habrás escuchado bromas y chistes sobre las personas que fingen un dolor de cabeza para evitar tener sexo con su pareja. Pero cuando el dolor de cabeza asociado con el sexo es verdadero, no es cosa ni de risa ni de juego. Puede ser extremadamente fuerte y alarmante.

Alrededor del 1% de los adultos reconoce haber experimentado dolores de cabeza asociados a su actividad sexual (HAS, por sus siglas en inglés). Lo peor es que esos dolores son reales y en ocasiones muy fuertes.

Pero hay más: según el Dr. José Biller, neurólogo de la Universidad Loyola, el porcentaje es probablemente más alto, ya que muchos pacientes prefieren no reconocerlo por vergüenza, y los médicos raras veces preguntan sobre el tema.

El Dr. Biller ha tratado a varias docenas de pacientes con este problema, y afirma que los dolores de cabeza asociados con la actividad sexual pueden ser extremadamente fuertes y alarmantes, además de un motivo de frustración para el que lo sufre y para su pareja.

En general, los dolores de cabeza se producen debido a condiciones como la migraña, la hipertensión u otra condición como la gripe y el resfriado común, o son provocados por el estrés y la tensión. Pero también pueden ser síntoma de otros trastornos, algunos lo bastante serios como para poner la vida en peligro.

No te asustes. Lo cierto es que la gran mayoría de los dolores de cabeza asociados con la actividad sexual son inofensivos. Sin embargo, un porcentaje pequeño puede tener una causa más seria, como una hemorragia cerebral, un aneurisma cerebral, un accidente cerebrovascular y otros tipos de lesiones en el cerebro. Por eso es importante que consultes a tu médico, sobre todo, si experimentas el dolor de cabeza asociado con el sexo por primera vez.

La actividad sexual podría considerarse como un ejercicio de intensidad leve a moderada. En 2004, la International Headache Society clasificó la HAS como un tipo primario de dolor de cabeza diferente.

Tipos de dolor de cabeza
De acuerdo con el Dr. Biller, los hombres son de tres a cuatro veces más propensos a sufrir de dolores de cabeza asociados con el sexo que las mujeres, y hay tres tipos principales de estos dolores:

• Un dolor sordo en la cabeza y el cuello que empieza antes del orgasmo, y se agudiza al aumentar la excitación sexual. Este tipo es similar a un dolor de cabeza por tensión.

• Un dolor extremadamente fuerte, que empieza durante el orgasmo y puede durar por horas. Un paciente del Dr. Biller lo describió como un dolor súbito y terrible en la nuca, como si alguien lo golpeara con un martillo.

• Un dolor de cabeza que ocurre después del sexo, y puede ir de leve a muy intenso. Se incrementa cuando el paciente se pone de pie y se alivia cuando vuelve a acostarse. Este dolor de cabeza suele deberse a una filtración o goteo interno del líquido cefalorraquídeo, que baja desde el cráneo hasta la columna. Si se produce esta filtración, el cerebro se proyecta hacia abajo cuando el paciente se pone de pie, lo que causa el dolor.

Si padeces de dolor de cabeza asociado con el sexo, es importante que hables con tu médico. En primer lugar para descartar que tu dolor sea síntoma de algún problema serio; y si lo es, para tratar la causa que lo produce. Además, porque aunque no sea algo serio, para que puedas entender a qué se debe y puedas recibir el tratamiento adecuado de acuerdo a la causa. Quizá tu médico te diga que podrías reducir el riesgo de sufrir de el dolor de cabeza asociado al sexo: haciendo ejercicio, evitando el consumo excesivo de alcohol, y manteniendo un peso sano.