Por Francisco Diez Canseco T.

Lo ocurrido con PPK –siglas que son parte de su ‘photoshop’ político– pone en evidencia cómo una larga y exitosa carrera de lobista puede culminar en la Presidencia de la República para discurrir a una caída estrepitosa luego de unos meses de un gobierno ineficiente y superficial con claros síntomas de corrupción.