Por Beatriz Mejía Mori
Desde el 28 de julio de 2016, el señor Kuczynski y sus ministros nos han repetido que están haciendo una “revolución social”, una “reingeniería social”, una “transformación cultural”, por medio de la educación, cuya “reforma educativa” es medular, y por tanto no negociable, a pesar de las masivas protestas populares en todo el país que rechazan el perverso modelo que pasa por destruir la moral social para imponer la amoralidad anticristiana del Nuevo Orden Mundial.

banner radio uno