Por Fernando Rospigliosi
"Habría que tener una ingenuidad superlativa para creer que la relación de PPK con Odebrecht [...] era limpia y pura y no parte de un sistema de sobornos".