Editorial: El Comercio
El partido oficialista debería presionar por reformas en lugar de ministerios.