Editorial: El Comercio
El retiro de Bienvenido Ramírez y Maritza García de la Comisión Permanente del Congreso parece una condena tumultuosa y anticipada.