Editorial: El Comercio
El gobierno se equivoca y transmite debilidad al autorizar la compra del exceso de papa con dinero público.