La derrota del Leipzig el sábado por 3-0 en Bremen había servido una gran oportunidad en bandeja para los de Carlo Ancelotti, que no fallaron.

En las dos últimas jornadas, el Bayern ha ganado los dos partidos y el Leipzig ha perdido los dos, con lo que la diferencia ha pasado de 7 a 13 puntos, un margen que parece ya decisivo cuando quedan nueve jornadas (27 puntos en juego) hasta el final del campeonato.

El autor del único gol del partido, en el minuto 63, fue Thomas Müller, que recibió solo en el área, al límite del fuera de juego, para batir el guardameta local. El español Thiago Alcántara envió un soberbio pase que sorprendió a la defensa del 'Gladbach' y habilitó a su compañero para un mano a mano.

Müller sumó apenas su segundo gol en esta temporada liguera. El anterior se remontaba a agosto, cuando la pasada campaña había conseguido marcar 20 dianas.

"Teniendo en cuenta el conjunto de la temporada, no sé si se puede hablar de un gol típico +a lo Müller+", bromeó el jugador al final del partido, refiriéndose con ironía a su sequía. "Pero tengo todavía margen, lo sé, y me hace feliz marcar, ya habéis visto mi celebración con los compañeros. Ha sido un gran día para mí", apuntó.

- Pensando en el Real Madrid -

El Bayern tiene por lo tanto la situación más que controlada en la Bundesliga y puede pensar con tranquilidad en su eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones, donde tendrá en abril la difícil misión de eliminar al Real Madrid, el defensor del título.

Los muniqueses han intensificado el ritmo. Es su sexto triunfo consecutivo, teniendo en cuenta todas las competiciones. Bajaron eso sí su rendimiento ofensivo, ya que en los cinco partidos ganados anteriores habían marcado al menos 3 goles en cada uno.

El entrenador Carlo Ancelotti, gran defensor del principio de rotación, parece curiosamente haber encontrado su once tipo desde hace unos partidos. En ausencia del chileno Arturo Vidal, suspendido, situó a Thiago como volante recuperador junto a Xabi Alonso, dejando a Müller -suplente a menudo en 2017- recuperar su puesto favorito de 'falso 9', por detrás de Robert Lewandowski y entre Franck Ribery y Arjen Robben.

En la primera parte, el Bayern (70% de posesión) tuvo varias ocasiones claras. Por dos veces, Ribery sirvió a Lewandowski, que primero falló en la definición ante el arquero Yann Sommer (25) y luego no acertó en una volea (33). En el 43, Robben estuvo cerca de marcar con una de sus jugadas favoritas: carrera entrando por la derecha y golpeo cruzado con la zurda, pero el balón no fue bien dirigido.

En la segunda mitad, el gol de Müller supuso un premio a los esfuerzos del gran dominador del fútbol alemán en los últimos años, que se siente cada vez más campeón.

"Jugamos bien en la primera parte y creamos buenas oportunidades. Me quedo contento con nuestra actuación", declaró Ancelotti.

Para el Borussia Mönchengladbach, décimo de la clasificación y en tierra de nadie, fue una semana para olvidar, tras su eliminación el jueves a manos de su compatriota Schalke 04 en los octavos de final de la Europa League.

En el otro partido del domingo en la liga alemana, el Schalke (9º) ganó 1 a 0 en el terreno del Maguncia (12º).

El único gol del partido lo firmó el bosnio Sead Kolasinac en el minuto 50, con un tiro cruzado en el área tras una pared con su compañero austríaco Guido Burgstaller.

El Schalke se puso noveno a cuatro puntos del sexto puesto del Colonia, que marca la zona de clasificación para las competiciones europeas.