Los integrantes de la selección de Paraguay, que tras vencer anoche a Colombia (1-2) tiene opciones para estar en Rusia, fueron recibidos hoy como héroes por cientos de aficionados en el aeropuerto internacional de Asunción, donde esta noche entrenan para preparar el partido contra Venezuela el próximo martes.

Una vibrante ovación se escuchó al entrar los jugadores en la sala de desembarque de pasajeros, donde esperaban además familiares y un gran número de periodistas.

Entre los más vitoreados estaban los delanteros Óscar "Tacuara" Cardozo, autor del gol del empate, y Antonio Sanabria, quien marcó el de la victoria, y que abre las puertas a la esperanza de la Albirroja para estar presente en la cita mundialista de Rusia.

Cardozo, del Libertad paraguayo, y Sanabria, del español Betis, habían sido convocados a última hora por el técnico nacional, Francisco Arce, en reemplazo de los lesionados Lucas Barrios y Miguel Almirón, respectivamente.

En declaraciones a los medios, Cardozo instó a los aficionados a acudir el martes al Defensores del Chaco para apoyar a Paraguay en su trascendental duelo con Venezuela.

Paraguay necesitaba imponerse a toda costa a Colombia para soñar con el Mundial de Rusia, y lo hizo tras remontar un partido que comenzó perdiendo y que ganó en el descuento.

La Albirroja está en sétima posición en la clasificatoria sudamericana para el Mundial, con 24 puntos, uno menos que Perú y Argentina, y dos menos que Chile y Colombia.

De ganar el martes a Venezuela, ya eliminada, obtendría el visado a Rusia, aunque ya no dependa solo de sí misma.