Cueva llegó al mediodía al aeropuerto Jorge Chávez y no habló de los próximos partidos de eliminatorias ante Venezuela y Uruguay, respectivamente.

"Voy apoyar a mis hermanos danmificados. Me preocupa que con las amistades que tengo en el Porvenir que es una de las zonas más afectadas, no he podido tener comunicación. En mi barrio se está inundando todo, mis abuelos perdieron cosas pero lo importante es que ellos puedan seguir con nosotros", dijo el jugador.

Agregó: "Ojalá la gente entienda que el trabajo de un futbolista no es fácil porque estás lejos de tu familia. Que Dios permita que le podamos dar una alegría al país en estos momentos tan difíciles", culminó.