El presidente del Jockey Club del Perú, Jorge Mujica Cogorno, fue el encargado de cortar la cinta y develar la placa recordatoria, mientras que la bendición corrió cargo del padre Fernando Talavera de Belaunde.

Inaugurada en diciembre de 1981, bajo la gestión de Augusto Mostajo Barrera, la pista de césped fue desde un momento el escenario que permitió la aparición de varios campeones que luego trascendieron fuera del país, como Laredo, Fregy´s y Kimba, entre otros.

Las obras de reinauguración incluyeron el resembrado de grass uniforme a lo largo de los 1.600 metros del óvalo; se colocaron peraltes en las curvas, un sistema de riego por aspersión y nuevas barandas de protección.

El costo de la obra ha sido de más de un millón 900 mil dólares.

“Esta obra representa un paso importante en la modernización y relanzamiento de la fiesta de las carreras de caballos en nuestro país, porque cierra todo un trabajo profesional que empezó con el mantenimiento integral de la pista de arena, buscando preservar el activo más importante que tiene un propietario hípico: El caballo de carreras”, dijo Mujica Cogorno.

La remozada pista empezó sus funciones con la disputa de dos carreras, los clásicos “Vaduz” y “La Sambi”, ambos con 1 600 metros.

La victoria fue del caballo “Cafarnaum” que, por distanciamiento, venció a “Dixie Wave” y “Parkur”.

Tras la inauguración de la pista de césped, se procedió al lanzamiento de la señal en HD de Jockey Club TV, el canal del Jockey Club del Perú.