Nacido el 18 de mayo de 1946 en Ica (departamento del Perú), Sotil se convirtió en un ícono del fútbol incaico con actuaciones incomparables, que encontraron el punto máximo en su transferencia al Barcelona en 1973, como efecto de sus triunfos en la selección peruana durante esa década, que le permitieron jugar dos mundiales.

El Cholo se destacó por desplegar quiebres de cinturas excepcionales. Fue factor de desequilibrio en muchos de los encuentros que jugó en el seleccionado blanquirrojo, para el que marcó 18 goles, incluido el que anotó ante Colombia en la final de la Copa América de 1975.

Sotil jugó junto al mítico, Johan Cruyff, además de Juan Manuel Asensi y Carles Rexach; conformando una de las mejores delanteras del conjunto culé, según indica la prensa española. Con el Barcelona consiguió la Liga española de fútbol de la temporada 1973-1974, después de 14 años.