El delantero peruano Paolo Guerrero dijo hoy que gracias a Dios el portero colombiano David Ospina tocó el disparo que ejecutó de tiro libre indirecto, pues de lo contrario se hubiera anulado el gol del empate ante Colombia, resultado que le permite a la Bicolor jugar el repechaje.

“No había escuchado ni al árbitro ni a Cuevita (Christian Cueva) que me dijeran que era indirecto. Decidí patear (el tiro libre), pues, últimamente estoy pateando, y gracias a Dios la tocó Ospina y fue gol”, declaró en conferencia de prensa.

Según explicó el goleador peruano, estaba tan concentrado en el partido que no se percató de que el tiro libre debía ejecutarse en dos toques (al ser indirecto).

“Era una oportunidad linda. Vengo practicando tiros libres y últimamente no se cobraban los dos toques de los tiros indirectos”, comentó.

“Lo único que pasó por mi cabeza era ponerla donde yo quería, no escuché al árbitro, lo único que me dijo Cueva fue 'anda a cabecear' y le contesté que no, que me dejara tranquilo”, añadió Paolo Guerrero.

El atacante nacional recordó que antes había querido ejecutar otro libre, pero su compañero Yoshimar Yotún lo sacó para que fuera a conectar de cabeza.

"Por ello -en la siguiente oportunidad- dije que no, que la pelota es mía”, y pateó de forma directa el tiro libre que permitió el empate ante Colombia.

Con ese resultado (1-1), Colombia clasificó de forma directa y Perú deberá jugar el repechaje ante Nueva Zelanda. El partido de ida será el 6 de noviembre en Wellington y el de vuelta en Lima el 14 de noviembre.