En la cita estuvo presente la máxima autoridad del Instituto Peruano del Deporte, Oscar Fernández y el Director de Seguridad Deportiva del IPD, Leoncio Flores.

“Debemos tomar medidas para volver a tiempos donde la familia se juntaba para ver en armonía la celebración de un partido de fútbol. Debemos unirnos, como dice el lema “Una Sola Fuerza” para frenar la violencia en los estadios y que nuestro deporte siga evolucionando”, aseveró el presidente del IPD.

En el acto también asistió  el fiscal de espectáculos deportivos, Miguel Vega, quien recordó que los casos de flagrancia en eventos deportivos pueden sancionarse con penas de cárcel no mayor a cuatro años.

Por su parte, la directora general de ciudadanía intercultural del Ministerio de la Cultura,  Mariela Noriega,  recordó que es prioridad alejar de los escenarios deportivos todos los actos discriminatorios y xenófobos.

“El Ministro está comprometido en la lucha contra el racismo y el compromiso y deseo es continuar con la campaña para prevenir actos que atenten con la integridad moral contra las persona en eventos deportivos”, señaló Noriega.

De otro lado, el administrador temporal de Universitario de Deportes, Carlos Moreno, dijo que “hay un compromiso absoluto de su institución para que no exista ningún tipo de violencia ni de racismo en el clásico nacional”, aclaró el representante del conjunto merengue.

De igual manera, un portavoz de la Trinchera Norte aseguró que “hay un compromiso total por parte de los barristas para que no haya ningún acto de violencia durante la celebración del encuentro de este sábado”.

El clásico del fútbol peruano se disputará el sábado 15 de abril, a las 20:00 horas, en el estadio Monumental de Ate.