En tal sentido, la economía de Ilo está definida como un centro pesquero y minero metalúrgico, productor de harina de pescado y de cobre. De ellas, la pesca es la actividad que dinamiza la economía local.
PESCA
La actividad pesquera tiene un fuerte impacto en la economía local, aún más que la actividad metalúrgica, pues no solo ha sido la actividad tradicional y el principal sostén de la población ileña sino también un atractivo permanente para los grupos migrantes que han arribado a nuestra tierra en busca de mejores oportunidades.
Si bien ha conocido momentos de abundancia también ha pasado crisis de las que le ha costado recuperarse. Las causas principales: el fenómeno de El Niño que altera las condiciones del mar influyendo en la presencia o ausencia de los cardúmenes de pesca, la pesca indiscriminada de la anchoveta en siglo XX y la variación de los precios internacionales.
La pesca artesanal, se caracteriza por el trabajo manual y el uso de embarcaciones pequeñas y de instrumentos simples cuyos productos están destinados al consumo humano directo. Dentro de la pesca artesanal se ubican la llamada pesca de avanzada, que utiliza embarcaciones implementadas con bodega, instrumentos de navegación y sistema de conservación de la pesca realizada; la pesca tradicional que se realiza en embarcaciones de madera, de poca capacidad, con motores fuera de borda; y la pesca de subsistencia, que al ser la más precaria de todas, utiliza embarcaciones poco aprovisionadas de recursos técnicos, destinadas casi al autoconsumo.
Ahora bien, en los últimos años la pesca artesanal ha venido sufriendo una serie de problemas y se ha ingresado a una crisis, parte de la cual tiene que ver con el conflicto con el sector industrial. Así, para los entendidos, la crisis puede deberse a la sobreexplotación de la biomasa, la extracción de especies por debajo de las tallas permitidas y la reducción de la pesca per cápita. No obstante esto, el sector ha reconocido que la actual legislación pesquera ha favorecido el retorno de pesca importante destinada al consumo directo, pues al establecer la pesca industrial fuera de las cinco millas, se está preservando el recurso.
AGRICULTURA
Si bien es cierto, la actividad agrícola local abasteció las necesidades de la población desde los inicios de la historia de nuestra tierra, desde la segunda mitad del siglo XX esta situación se modificó por el crecimiento desmesurado de la población.
El área total del valle es de 472,23 has. 3% del total regional. El principal cultivo es el olivo (cerca del 62%), el 6.8% son cultivos transitorios, el 23.6% no están trabajos o son de barbecho, y el 7.6% restante son cultivos asociados a frutales y pan llevar.
En medio de este panorama, la agricultura llegó a ocupar el 0.40% del PBI provincial y menos del 15% de la PEA por lo que su impacto se ha visto más que reducido. Sin embargo, en los últimos años, los fundos han pasado de mano y se aprecia un lento resurgir de esta actividad principalmente debido a la ayuda estatal y la inversión privada.
PASTO GRANDE
En 1987 se creó el Proyecto Especial Regional Pasto Grande, como un proyecto agro energético capaz de garantizar agua para el consumo humano, optimizar la disponibilidad de agua en el valle de Ilo y ampliar la frontera agrícola de las Lomas de Ilo.
En la actualidad el proyecto contempla utilizar 1.50 m3/s de agua con la finalidad de irrigar 3,500 has. en las Lomas de Ilo, captando el recurso hídrico desde el sector llamado Jaguay mediante dos líneas de conducción con una longitud de 63.280km hacia dos reservorios capaces de almacenar 22 mil m3 de agua que serán distribuidos mediante riego tecnificado.
Aparte de incorporar nuevas tierras para la agricultura, se estima que el impacto laboral que traerá consigo Pasto Grande va más allá de los 7 mil puestos de trabajo, convirtiéndose en una importante fuente de trabajo sostenible.
GANADERIA
La actividad ganadera es poco significativa, destacando la crianza de porcinos destinada principalmente al consumo local y el desarrollo del pastoreo de caprinos que abastecen de carne u quesos al mercado.
MINERIA
Hablar de minería en Ilo es hablar de Southern Peru Cooper Corporation; sin embargo, en este primer artículo sobre la economía de la provincia de Ilo, empezamos hablando de la actividad extractiva por lo que dejaremos a la empresa minera para mas adelante, precisamente para cuando hablemos de la actividad industrial en Ilo.

Ahora bien, en los últimos años el distrito de El Algarrobal ha demostrado tener un buen potencial minero. Así, la minera Chaspaya presentó el proyecto “El Nuevo Sueño” que busca explotar un yacimiento ubicado en la parte media del valle, cuya vida útil se ha calculado en 60 años y tiene reservas de un millón de toneladas métricas de mineral.
Del mismo modo, la compañía minera Zahena SAC. presentó el proyecto “El Arenal” que abarca el 6.5% de El Algarrobal con la intensión de realizar prospección minera; la minera Zincore Metals tiene entre sus planes el desarrollo del Proyecto “Accha” para la explotación del zinc y plomo; y Peruvian Latin Resources SAC. presentó el proyecto “Ilo Norte” para realizar exploración minera dentro de los terrenos de propiedad de Southern Peru.
Este último proyecto, forma parte de un grupo mayor de concesiones que incluyen: “Ilo Sur y Mariela”, “San Pedro VIII”, “Mi Nuevo Pajarita”, “Alexis XI”, “Alexis XII”, “Nuevo Sureño 08” y “Nuevo Sureño 07”.

 

Fuente: Edwin Adriazola Flores "Ilo. Nuestra Tierra" (2014)