INDUSTRIA PESQUERA
Hasta hace algunos años la pesca industrial mantenía en la provincia de Ilo una situación importante dentro de la economía local debido a su impacto en el movimiento comercial. Las diferentes empresas pesqueras, tales como Promasa, Hayduk, Austral, Arpes, Corporación Pesquera San Francisco, Epromar, Rubi, entre otras, representaban casi el 98% del total de la pesca, la que estaba destinada al procesamiento de harina de pescado, conservas, aceite y seco salado, en su mayoría de anchoveta.
En la actualidad este sector ha ingresado a una etapa de crisis debido a varios factores, frente a los cuales los entendidos señalan el marco legislativo como la principal causa; sin embargo, para los especialistas, lo que ha generado un fuerte impacto en la industria pesquera es el poco volumen de pesca, por debajo de las cuotas asignadas por IMARPE. Para mediados del 2014, dos fábricas harineras ya habían cerrado y las otras se habían visto obligadas a despedir a gran parte de su personal, al estar en rojo.
Si bien, en los últimos años, se puso en agenda la pesca dentro de las cinco millas marinas, reservadas por norma para la pesca artesanal; el enfrentamiento existente entre los pescadores artesanales e industriales ha llevado a que se den propuestas que den solución a este álgido problema. Una de ellas se denomina “ventanas de penetración” y consiste en dejar que la pesca industrial realice faenas de extracción de anchoveta en embarcaciones de menos calado.
METALURGIA
La actividad metalúrgica está a cargo de la empresa Southern Peru Cooper que explota las minas de Toquepala (Tacna) y Cuajone (Moquegua), para luego fundir el concentrado de cobre en la Fundición, a temperaturas superiores a 1,000 °C, obteniéndose la mata o liquido con 65% de cobre, el cual es enviado a los convertidores para transformarlos en cobre ampolloso con casi 99% de pureza o cobre anódico con 99.7% de cobre y 435 kilos de peso.
Los ánodos son enviados a la Refinería de Cobre, donde son sumergidos en tanques de ácido sulfúrico y sulfato de cobre, en un proceso de electro refinación que permite obtener un cátodo de cobre cuya pureza es del 99.9%, uno de los más puros del mundo. Posteriormente, el cobre obtenido es embarcado por el muelle industrial de la empresa ubicado en el llamado Patio Puerto.
La Fundición emplea la tecnología Isasmelt cuyo horno puede: fundir 165 toneladas de cobre por hora y hasta un millón 200 mil toneladas de concentrado por año, y producir hasta 314 mil toneladas de ánodos de cobre y aproximadamente un millón 144 mil toneladas métricas de ácido sulfúrico.
Por su parte, la Refinería puede producir 280 mil toneladas métricas de cátodos anuales y en su planta de metales preciosos puede recuperar plata, oro y selenio. También son parte del complejo metalúrgico, la Planta de Ánodos, la Planta de Ácido que puede producir hasta 750 mil toneladas de ácido sulfúrico al año, la Planta de Oxigeno que produce oxigeno gaseoso y líquido, y las plantas desalinizadoras.
ENERSUR
La empresa Enersur genera energía eléctrica en la Central Térmica Ilo 1 (la antigua Planta de Fuerza de Southern Peru), que tiene una potencia efectiva de 222.90 MW y cuenta con dos plantas desalinizadoras de donde se obtiene agua para consumo y para operaciones industriales.
La Central Térmica Ilo 2, ubicada a 20 km al sur de Ilo, es la única central eléctrica a carbón del Perú y está en la capacidad de operar con gas natural. Su potencia efectiva es de 141.83 MW. Cuenta con un muelle de 1,250 metros que es el más largo de Sudamérica, en el que pueden operar barcos de hasta 85 mil toneladas. Son parte de su infraestructura, una desalinizadora, una planta desminalizadora, una planta de agua potable y una planta de tratamiento de aguas servidas que produce 550 m3/día destinadas para forestación.
En junio del 2013, Enersur puso en operación su Central de Reserva Fría de Generación, con una potencia efectiva de 460 MW, concebida para garantizar el abastecimiento eléctrico en el sur del Perú. Esta planta está diseñada para funcionar con gas natural y convertirse a ciclo combinado, apenas se tenga la disponibilidad del recurso.
PARQUE INDUSTRIAL
EL Parque Industrial de Ilo se localiza en la Pampa Inalámbrica, sobre 536,900 m2 que son administrados por ACIPPIAS, que adjudica terrenos y ejecuta obras de habilitación. Fue concebido como un mecanismo para incentivar la inversión privada de las pequeñas y medianas empresas locales.
Si bien ha tenido serias limitaciones, actualmente, el parque cuenta con 588 lotes de entre 300 m2 y 900 m2, áreas en las que se ubican empresas relacionadas a metal mecánica, servicios de construcción, servicios de minería, astilleros, madereras y fábricas de muebles, fábricas de helados y servicios del parque automotor.
LA INDUSTRIA DEL PISCO
Gracias a la introducción de la uva, en la provincia ha surgido la industria del pisco que en poco tiempo ha logrado importantes reconocimientos nacionales, que demuestran la calidad de esta bebida y la visión empresarial de quienes se han dedicado a este rubro.
Dos son las uvas que se utilizan en la producción de pisco, la Quebranta propia del desierto entre Lima y Tacna, que es una variedad  no aromática de gusto muy peculiar; y la Italia, que es aromática y la más utilizada en la elaboración de pisco.
Las marcas que han logrado posicionarse en el mercado local y nacional son:
Pisco Jiménez, Acholado, Puro o Quebranta, ha logrado ocupar un lugar dentro de la demanda local y regional, esto debido a la virtud de generar toda una corriente de identidad alrededor de ella. Este es un producto de la Corporación Agroindustrial Omega SRL. Y se produce en la bodega de la familia Jiménez en el valle de Ilo.
Pisco Mendoza, en sus versiones Acholado e Italia, es producido por Agroindustrias Mendoza E.I.R.L. en la Bodega San Mateo que se ubica en la provincia de Ilo y cuenta con una moderna infraestructura, equipos y el personal calificado para la destilación de los mostos fermentados de las uvas producidas en los valles de Ilo, Moquegua y Tacna.
Una tercer marca es Pisco La Penta, producido en la bodega del mismo nombre que se encuentra ubicada en el valle de El Algarrobal a 1 km del Museo de Sitio Chiribaya, lugar donde dispone de 10 hectáreas dedicadas a la producción de la uva con la que se produce este pisco.

 

Fuente: Edwin Adriazola Flores "Ilo. Nuestra Tierra" (2014)