Las aceitunas (olea europea) de Ilo son una de las más ricas del país y constituyen una excelente materia prima para la elaboración del aceite de oliva, actividad que de manera incipiente se ha venido dando desde que los españoles plantaron los primeros olivos en el valle de Ilo.